Doctrina, Reflexiones

conocimiento

Sabemos que ningún hombre puede salvarse a sí mismo de la muerte eterna. Necesitamos de un salvador, ningún ser humano puede conocerse o verse a sí mismo en su verdadera dimensión, si primero no es llevado al conocimiento de Dios.

No hay quien haga lo bueno, eso no está en nosotros.

El conocimiento de nosotros mismos causa dolor, el cual nos lleva a buscar a Dios, pero es Dios mismo el que nos lleva de la mano hasta que Lo hallamos. Si Dios no participa en esta acción, nuestro intento humano de buscar a Dios no tendría efecto alguno. Continue Reading